Consiste en aplicar múltiples inyecciones intradérmicas o subcutáneas a dosis pequeñas cuyo contenido son medicamentos de medicina tradicional, homeopática, vitaminas, minerales o aminoácidos en la zona a tratar.

Recomendado  para tratar celulitis, adiposidades localizadas, estrías, envejecimiento cutáneo  y flacidez.