El aspecto envejecido de la piel de las manos se agudiza aún más por la presencia de discromías provocadas por el sol.
Por lo tanto de realizan tratamientos como la crioterapia,  luz pulsada,  peeling, aclarando el tono y eliminando las pequeñas manchitas