Es un producto que se obtiene mediante la centrifugación diferencial de sangre antóloga, es decir, extraída del mismo paciente, logrando un producto concentrado de plaquetas (600.000 a 1.500.000 x mm3), que al combinarse con cloruro de calcio comienza su activación.

El Plasma Rico en Plaquetas (PRP) se utiliza para rejuvenecimiento,  estimula la producción de colágeno, elastina y tejido epidérmico, lo que se traduce en una piel joven, tersa y de mejor calidad.

Es una técnica ambulatoria sencilla, basada en la aplicación intradérmica de Plasma Rico en Plaquetas (PRP).